Articulo

Enfermedades oculares

Del DR. RAMON LOPEZ QUIROGA (Diplomado en Patología y Cirugía Ocular) para TODOGOLDEN


Agradezco a Laura como administradora de esta WEB su interés y su lucha por hacer las cosas bien y he aceptado encantado su invitación para escribiros un pequeño artículo con la intención de informaros acerca de determinadas asuntos relacionados con la oftalmología de esta raza. Trataré de hacerlo en un lenguaje sencillo, directo y si tecnicismos, para que todos podamos entendernos.


PREVENCION DE ENFERMEDADES OCULARES HEREDITARIAS EN EL GOLDEN RETRIEVER


1. ENFERMEDADES HEREDITARIAS VS. CONGENITAS Antes de empezar, me gustaría aclararos un concepto importante y del que existe mucha confusión al respecto. Me refiero a la diferencia que existe entre enfermedades congénitas y hereditarias.


A menudo son términos que se usan indistintamente cuando en realidad son dos cosas completamente diferentes:


- Una enfermedad congénita (EC) es una enfermedad que esta presente desde el nacimiento, que se nace con ella. Cuando hablamos de algo congénito, a lo único que nos referimos es al momento de la vida en que se presenta la enfermedad, nada más, no implica ni el que sea hereditaria, infecciosa ni de ningún otro tipo. Así pues, hay enfermedades que se manifiestan en distintas etapas de la vida, pudiendo ser en el momento del nacimiento (congénita), días después (perinatal), o bien en etapas posteriores de la vida, ya sea juvenil, adulta o senil.


- Una enfermedad hereditaria (EH) es aquella que se transmite genéticamente de generación en generación. No necesariamente está presente al nacimiento, de hecho pocas veces sucede. Cuando hablamos de algo hereditario nos referimos al modo en el que se transmite una enfermedad, no a la edad a la que se manifiesta. Así pues, al igual que la Leishmaniosis se transmite por un mosquito, una EH se transmite por los genes, y la edad a la que esta se manifieste es muy variable y depende de cada enfermedad.


Así que para terminar de aclarar las cosas, tened bien en cuenta que hay enfermedades congénitas que no son hereditarias, enfermedades hereditarias que no son congénitas y enfermedades que son a la vez congénitas y hereditarias. Como veréis más adelante, tan solo algunas de las enfermedades oculares hereditarias en el Golden son congénitas.


2. ENFERMEDADES HEREDITARIAS: ASPECTOS PRACTICOS


Dicho esto, continuaremos hablando de enfermedades hereditarias (EH) y tal vez la siguiente cuestión sería ¿cómo funciona esto?, si yo tengo un perro por ejemplo con una EH y lo cruzo ¿saldrán sus hijos enfermos también? la respuesta no es tan evidente como podría parecer:


pueden salir cachorros con ese defecto, cachorros sin ese defecto, y cachorros que sin manifestar ese defecto lo lleven grabado en sus genes y puedan perpetuarlo en generaciones posteriores. Es lo que llamamos portadores asintomáticos. La proporción entre estos tres tipos dependerá del modo de herencia de la enfermedad y por supuesto de la genética del otro progenitor. Es decir, que si yo cruzo a un perro con una tara genética, tal vez sus hijos nunca desarrollen la enfermedad, pero pueden seguir transmitiendo ese gen a su descendencia, y la larga nietos o posteriores generaciones acabarán siendo victimas de la misma.


Creo que esto lo vais a entender mucho mejor si lo traduzco a números: tenemos un Golden que nos decidimos a cruzar. Lo normal es que tenga 6-8 cachorros. En menos de dos años esos 6-8 hijos habrán alcanzado su madurez sexual y comenzarán a tener también su propia descendencia, y así sucesivamente. Una hembra puede tener una camada al año, pero un macho puede tener muchas más, de tal forma que si echáis cuentas, nuestro perro/a, habiéndolo apareado una sola vez, en cuestión de 4 años puede tener cerca de 500 descendientes o más. Parece mentira pero es verdad, las enfermedades hereditarias se pueden propagar a un ritmo vertiginoso, muchísimo mas rápido de lo que un mosquito o una garrapata pueden en su corta existencia transmitir la leishmaniosis o la ehrlichiosis. ¿Entendéis vuestra responsabilidad como dueños de reproductores?, espero haberla dejado clara.


3. CERTIFICADOS DE LIBRES DE TARAS OCULARES


Ahora que ya conocemos los males vamos a intentar hablar de remedios. Supongo que en mayor o menor medida todos estamos familiarizados con las vacunas y sabemos que se usan para prevenir un tipo concreto de enfermedades: las enfermedades infecciosas. Por desgracia, no existen vacunas para las enfermedades hereditarias. A día de hoy la única forma de prevención de estas enfermedades es nuestra propia responsabilidad.
Si por ejemplo somos propietarios de un perro con una enfermedad hereditaria que causa ceguera, en nuestras manos está el no cruzarlo y traer al mundo más generaciones de perros ciegos. Si por el contrario tenemos idea de adquirir un cachorro en nuestras manos está también el exigir un certificado que nos garantice en la medida de lo posible que nuestra futura mascota esté libre de enfermedades hereditarias graves. Esto último es fundamental, a menudo cargamos todo el peso de la responsabilidad de este tipo de enfermedades sobre criadores cuando en realidad en parte también es nuestra.


Ya hemos dicho que en EH no existen vacunas, pero si existen otros métodos equiparables para su prevención: los certificados libres de taras. Son documentos que certifican que el reproductor que lo presenta ha sido sometido a un examen médico específicamente diseñado para detectar las EH que dentro de una determinada especialidad médica se consideran más importantes.
En España, el Club Español de Retrievers (CER) hace tiempo que ha diseñado una estrategia cuya intención es erradicar o al menos disminuir, las EH oculares consideradas como más relevantes.


A título personal y como oftalmólogo veterinario podría poner alguna que otra traba al modelo actual, pero al mismo tiempo he de reconocer que ni aquí ni en otros países existe un modelo perfecto porque es realmente complicado.
Podremos tal vez en un futuro ajustarnos más a la perfección pero hoy en día y en cualquier caso aplaudo la iniciativa del CER por el simple hecho de querer hacer las cosas bien. Sí me gustaría comentaros que desde mi punta de vista existen dos problemas fundamentales a la hora de extender este tipo de certificados:


- La existencia de animales portadores. Son animales que a pesar de transmitir una determinada enfermedad nunca la van a desarrollar y por tanto no van a ser detectados en las pruebas que se exigen.. Solo serían detectados con pruebas genéticas y de momento son bastante inaccesibles. La única forma real de combatir esto, como os explico más adelante, es disponer de cuanta más información mejor sobre sus progenitores y de los progenitores de sus progenitores.


- La existencia de enfermedades hereditarias de presentación tardía. Esto representa un serio handicap en este tipo de enfermedades, ya que por ejemplo un perro puede ser declarado libre de taras oculares a una determinada edad, reproducirse durante unos años y desarrollar la enfermedad más tarde, habiendo dejado en este periodo una larga descendencia.


Desde mi punto de vista, existen tres formas de minimizar este riesgo, la primera, exigiendo que el certificado sea expedido por un profesional competente y que disponga de la especialización necesaria y los medios adecuados. Un ejemplo muy claro, como veremos más adelante, es el de la APR (Atrofia Progresiva de Retina). Un veterinario general por bueno que sea, difícilmente será capaz de diagnosticarla al no disponer de medios ni estar familiarizado con este tipo de enfermedades, mientras que un especialista en oftalmología, trabajando con los medios adecuados será capaz de diagnosticarlo incluso mucho tiempo antes de que se desarrolle la ceguera.
La segunda forma es renovando el certificado periódicamente, incluso cuando el reproductor ya no va a reproducirse más. Sólo por el hecho de haber dejado descendencia sería prudente el seguirle testando.
Y en tercer lugar, tener identificados mediante los métodos oportunos la progenie que ha dejado un determinado reproductor para poder actuar con respecto a su descendencia en el caso de que sus progenitores se detectase una EH tardía.


Después de esto muchos os preguntareis ¿entonces, de que sirven estos certificados? Mi respuesta es clara: evidentemente no es el arma perfecta, se nos pueden “colar” animales enfermos, pero es la mejor herramienta de la que disponemos y es muchísimo mejor que nada.
No os olvidéis que tampoco las vacunas protegen al 100%, ni los antibióticos, etc. El “riesgo cero” no existe.


4 . GARANTIAS


Siguiendo por esta línea, creo que la siguiente pregunta obligada sería ¿qué garantías me da el comprar un perro que ha sido declarado libre de taras oculares? Bien, de entrada, mejor que de garantías hablemos de probabilidades, al fin y al cabo son seres vivos, no electrodomésticos.


Partamos de la base de que si adquieres un cachorro cuyos padres no tienen certificado, la probabilidad de que tu perro tenga alguna EH es “cualquier probabilidad”. Si uno de los dos padres aporta el certificado, esa probabilidad disminuye mucho, es mucho mejor que nada y como poco demuestra una buena predisposición por parte de su dueño, pero como comprenderéis aun así no es suficiente, al menos deberían aportarla los dos progenitores, padre y madre. Y aún así, todavía deberíamos exigir que sus antecesores estuviesen libres de taras. Cuantas más generaciones lo estén, menor será la probabilidad de que nos toque a nosotros. Pero insisto, hablamos sólo en términos de probabilidades y nunca debemos esperar como “compradores” ni garantizar como “vendedores” el riesgo cero.


El número de generaciones exigibles exentas de una determinada enfermedad depende de la propia enfermedad.


Lo más importante que quiero transmitiros es que es un problema de responsabilidad, de conciencia, que es una labor de masas y que si mañana vas a comprar un cachorro tu responsabilidad empieza por exigir y si lo vas cruzar, deberás ser responsable en la misma medida que has exigido. Si todos fuésemos consecuentes, podríamos erradicar las EH en muy pocas generaciones. En materia de enfermedades hereditarias, no se trata de hacer la guerra por separado.


 


ENFERMEDADES OCULARES EN RETRIEVERS


Casi todo lo que os he contado hasta ahora podemos aplicarlo a cualquier raza y a cualquier enfermedad hereditaria sea ocular o no.
A partir de ahora vamos a centrarnos específicamente en los problemas oftalmológicos que afectan con mayor frecuencia a los Golden y a sus primos los Labradores. Lo hago así, de forma conjunta, porque comparten la mayoría de las enfermedades.


También intentaré aclararos, por temas de garantías, certificados y demás, cuales son congénitas y cuales son hereditarias.


En este sentido os diré que las congénitas estás muy claras, no suele haber discusión posible, pero el tema de las hereditarias ya es otro cantar.


Casi todas las enfermedades que enumero, se basan principalmente en mi experiencia personal. Solo por el hecho de encontrarme dichas enfermedades en los Golden/Labradores con una frecuencia mayor a la que esperaría encontrármela en otras razas me hace más que sospechar que tienen una base genética y por tanto hereditaria.
Y aquí está el gran dilema: sospechar una enfermedad hereditaria es fácil, demostrarlo es mucho más complicado. Ante un determinado problema, el seguir una línea ascendente es casi siempre una tarea compleja, más apta tal vez para detectives que para veterinarios. Por eso veréis que con mucha frecuencia hablamos de enfermedades hereditarias o sospechosas de serlo, siendo la única diferencia el que alguien se haya molestado en demostrarlo y encima lo haya conseguido.
Tened en cuenta también, especialmente si sois aficionados a buscar en Internet y miráis páginas extrajeras, que la frecuencia con la que se da una enfermedad en un país puede no tener mucha que ver con la que se da en otro.


ATRESIA DE LOS PUNTOS LAGRIMALES: es un problema congénito y posiblemente hereditario que está incluido en el Impreso Oficial para el Examen de Taras Oculares del CER bajo el epígrafe incorrecto de “Atrofia Lagrimal”. Los puntos lagrimales son dos orificios, uno en el párpado inferior y otro en el superior, por donde la lagrima abandona el ojo. Cada punto lagrimal se conecta a un sistema de micro tuberías llamado sistema lagrimal cuya misión es evacuar las lágrimas del ojo drenándolas a una zona próxima a la nariz. Si estos puntos están imperforados (atresia) la lágrima no puede alcanzar el sistema lagrimal y esto hace que se derramen por el exterior del ojo tiñendo la zona lagrimal de una coloración más oscura, lo que se hace muy evidente en estas razas de manto claro. Así pues, debemos sospecharlo en cualquier cachorro que tenga un exceso de lagrimeo o excesivamente teñida la zona lagrimal sin que existan síntomas de dolor o molestias oculares. Es un problema leve, más estético que médico, y su resolución quirúrgica es muy sencilla en manos de un especialista.


Existe otra modalidad mucho más infrecuente de lo que incorrectamente se denomina “Atrofia Lagrimal” y es la hipoplasia/aplasia del sistema lagrimal. Consiste en la falta de desarrollo total o parcial del sistema lagrimal. Los síntomas son los mismos que en caso anterior aunque la resolución quirúrgica es más complicada y no tan exitosa como en el caso anterior.


ENTROPION: Es un problema hereditario relativamente frecuente en Labrador y menos en el Golden. Si os fijáis en vuestros perros, los parpados contactan con los ojos en una zona bien delimitada, pigmentada y desprovista de pelos que llamamos márgenes palpebrales. El entropión consiste en que los párpados, casi siempre los inferiores, se enrollan hacia dentro sobre si mismos, de tal forma que la zona de apoyo con el ojo ya no es el margen palpebral, sino la propia piel de los párpados con todos sus pelos. Como podréis imaginar es una situación bastante molesta, estos pelos rozan contra la córnea produciendo irritación, lagrimeo y ulceras corneales.
De no corregirse a tiempo puede tener consecuencias graves. El entropión suele producirse antes del primer año de vida, puede afectar a uno o a ambos ojos, el tratamiento es quirúrgico y el pronóstico es muy bueno después de la cirugía.


entropion.jpg


ECTROPION: es la situación contraria, los parpados inferiores aparecen evertidos, como caídos: tenemos un Golden y parece que tenemos un Basset Hound. Se encuentra incluido en el certificado posiblemente atendiendo más a motivos estéticos (estandar) que patológicos, ya que el ectropión en general no produce molestias, de hecho en algunas razas es hasta un rasgo deseado. Rarísima vez requiere tratamiento, y si se corrige quirúrgicamente es casi siempre con fines estéticos.


Como oftalmólogo no tengo mayor inconveniente en que estos perros se usen como reproductores, ahora bien, no esperes ganar concursos, ya que estos perros no cumplirían el estandar de belleza de esta raza.


MICROFTALMIA:

Es una enfermedad congénita que consiste en un menor tamaño del globo ocular debido a un desarrollo incompleto del mismo.
Habitualmente no se presenta aislada sino asociada a otras anomalías oculares congénitas como catarata, MMP o alteraciones del polo posterior del ojo. La gravedad de la lesión viene dada por el grado de desarrollo (cuanto más pequeño es unojo menos probabilidades tiene de ser funcional) y la presencia o no de otras anomalías congénitas. En espera de futuros estudios es más que prudente no utilizar estos animales como reproductores.

microftalmia todogolden.jpg


GLAUCOMA:

Se trata de una enfermedad extraordinariamente compleja de la que podríamos escribir libros y aun así probablemente no os enteraríais de nada. Para que me entendáis y más claro no os lo puedo decir, si tuviese que elegir una enfermedad ocular que no afectase a mi propia perrita esa sería sin lugar a dudas el glaucoma, porque no sólo causa ceguera sino que encima es dolorosa. Ya os digo que podríamos hablar mucho sobre este tema, en cuanto a tipos, tratamiento, pronóstico, etc. pero como tenemos poco espacio, solo quiero que os quedéis con una serie de puntos importantes:

- Concepto de glaucoma: un ojo es una esfera llena de líquido (llamado humor acuoso) al igual que un balón es una esfera llena de aire. La cantidad de humor acuoso dentro un ojo es lo que determina su presión. Cuando la cantidad de humor acuoso aumenta dentro de un ojo, lógicamente aumenta también su presión. En esto consiste básicamente el glaucoma, en un aumento de la presión intraocular y esto tiene una serie de consecuencias catastróficas: el aumento de presión destruye el nervio óptico causando ceguera irreversible y por otro lado produce dolor. Esto es lo que a grandes rasgos llamamos glaucoma, al aumento de la presión intraocular y como ya habréis adivinado se trata de una enfermedad ocular muy seria, que conducirá a ceguera en la mayoría de los casos.


- Síntomas: Lo normal es que de la noche al día veamos un ojo rojo y al mismo tiempo con aspecto azulado, opaco. Si alcanzamos a ver la pupila es más que probable que esté más dilatada que la del ojo opuesto. Posiblemente que nuestra mascota muestre un comportamiento extraño, parezca deprimido e incluso tienda a aislarse. Es una situación de emergencia y hay que acudir urgentísimamente al veterinario.
Aunque es una enfermedad bilateral, es casi imposible que lo veamos en los dos ojos al mismo tiempo. Hay muchos otros síntomas, pero quiero que os quedéis con estos porque son los que os pueden ayudar a salvar el ojo de vuestra mascota.


glaucoma todogolden.jpg


- Tratamiento: difícil, complicado, frustrante. Existen varias modalidades tanto médicas como quirúrgicas. Casi todas fallan a corto medio o largo plazo y la mayoría de los perros con glaucoma acaban ciegos hagamos lo que hagamos. En buenas manos un ojo glaucomatoso podrá al menos mantenerse confortable y funcional durante mucho más tiempo.


- Recomendaciones: Bajo ningún concepto cruzar animales afectados.


- Detección precoz: puede mejorar mucho las expectativas de vida de un ojo.


Imprescindible utilizar técnicas especiales como tonometría, oftalmoscopía y gonioscopía ya que cuando los signos son evidentes a simple vista, la visión más que probablemente esté perdida.


ATROFIA RETINIANA PROGRESIVA (ARP)

:
Debido a su importancia vamos a profundizar un poco más en esta enfermedad. Se trata de un problema hereditario, no congénito, y cuyo modo de herencia ha sido bien estudiado. Afecta específicamente a la retina y conduce en cualquier caso a una ceguera de tipo irreversible.
En términos generales, considero la ARP como una de las enfermedades oculares más frecuentes en oftalmología canina. Pero hablando en concreto las razas que nos ocupan, no tenemos cifras reales de su incidencia en España, pero puedo deciros que en mi experiencia, es mucho menor que en otras razas como el Caniche o el Cocker Spaniel, y menos frecuente nuevamente en el Golden que en los Labradores, aunque no por ello deja de ser un tema preocupante y del que debemos estar siempre pendientes especialmente si vamos a usar a nuestros perros como reproductores.

El principal y casi único síntoma de la ARP es la ceguera. Aquí no veremos ni ojos rojos, ni lagrimeo ni molestias ni ninguna otra alteración. En el mejor de los casos y sólo en etapas finales puede llamarnos la atención un aumento en el tamaño de sus pupilas, poco más.
Los perros afectados comienzan a perder la vista de forma muy gradual hasta llegar a la ceguera total.


El curso clínico de la enfermedad puede durar meses incluso años. Si somos observadores tal vez en las primeras etapas nos llame la atención que nuestra mascota tiene problemas para ver de noche o con poca luz y cierta dificultad para seguir objetos en movimiento. Solo al final los signos se vuelven más evidentes, especialmente cuando les sacamos de su ambiente habitual y entones pueden mostrarse desorientados, rehusar a subir escaleras e incluso chocar ocasionalmente contra algún objeto. En este punto, la enfermedad está ya muy avanzada y posiblemente apenas conserven un 10-20% de la visión.


ARP todogolden.jpg


Ellos siguen contentos, comen con normalidad, pero tal vez si miramos atrás nos demos cuenta que ha disminuido su actividad.


La ARP por desgracia no tiene tratamiento, ni siquiera existe forma de frenar su progresión. La única forma de combatirla a día de hoy es evitando su propagación y para eso es fundamental el diagnóstico precoz, y este sólo es posible mediante electrorretinografía.
Se trata de una prueba bastante sofisticada. Básicamente lo que hacemos es estimular la retina mediante un foto estimulador y recoger mediante unos electrodos especiales su repuesta ante dichos estímulos. Esto queda registrado en un ordenador dando lugar a unas curvas características. El estudio de estas curvas permite decidir si el paciente tiene ARP mucho antes de que se desarrolle la ceguera. Es una técnica indolora y la única razón por la que se realiza bajo sedación es porque necesitamos al paciente completamente quieto, ya que cualquier movimiento de los ojos o párpados por pequeños que sean alteran completamente la prueba.


DISPLASIA DE RETINA: es una enfermedad bien conocida y descrita en esta raza desde hace mucho tiempo. Aun así desconocemos su incidencia real, fundamentalmente porque en la mayoría de los casos es asintomática, no produce alteraciones inflamatorias ni visuales. Muchas veces se detecta en una exploración ocular rutinaria.


CATARATAS:

Es una de esas enfermedades de las que todos hemos oído hablar, posiblemente por ser muy frecuente en personas. En perros también lo es, y aunque ni los Golden ni los Retriever en general, son de las razas más afectadas en nuestro país, su herencia si está bien documentada.
Todo ojo de mamífero y en general de cualquier animal superior, tiene en su interior una especie de lente, como una lenteja transparente que llamamos cristalino. Precisamente por ser transparente en condiciones normales es invisible. Cuando en esa lente se forma una “mancha” y deja de ser transparente decimos que se ha formado una catarata. Como podréis entender, esa opacidad puede ser grande, pequeña o mediana, y por lo tanto afectar poco, mucho o totalmente a la visión, pero sea cual sea el caso es por definición una catarata.

cataratas todogolden.jpg



En el Golden existen varios tipos de cataratas (a veces son congénitas, aunque la mayoría de las veces se presentan en la etapa juvenil/adulta) y no todas ellas requieren cirugía.
Debería ser un oftalmólogo veterinario el que os aconsejase al respecto, ya que es un tema bastante complejo. En caso de requerir tratamiento, este es siempre quirúrgico, pero independientemente de esto, excepto raras excepciones, ningún perro con cataratas debería ser utilizado como reproductor.


DISTIQUIASIS

: Las distiquias son pelos que emergen de los márgenes palpebrales a nivel de los orificios de apertura de unas glándulas que llamamos glándulas de Meibomio. No debemos confundirlos con las pestañas, ni con los pelos de la piel, son pelos anómalos, están pero no deberían estar. Suelen ser muy finos, difíciles de ver a simple vista y rara vez ocasionan problemas. Suelen detectarse en exploraciones rutinarias y a menos que ocasionen molestias no requieren tratamiento. En estos casos la depilación manual, la criodepilación o la termodepilación, dependiendo de cada caso, son las opciones terapéuticas más recomendadas. Dado que es una enfermedad leve, el cruzar o no suele ser criterio del propio criador.

DERMOIDES CORNEALES:

es una enfermedad congénita y posiblemente hereditaria ya que se da con relativa frecuencia en estas razas. Es una lesión estéticamente muy fea, de aspecto inconfundible, como si un botón de piel con pelos creciese sobre el ojo. A pesar de su aspecto desagradable no siempre dan problemas, y cuando estos se presentan es debido al roce de los pelos sobre la superficie corneal. Esto se traduce en irritación ocular, exceso de lagrimeo y tal vez úlceras corneales. En resumidas cuentas, aparte de ser un problema estético, puede convertirse en un problema molesto para el perro que debe ser tratado. En estos casos el tratamiento es quirúrgico, y aunque la cirugía es muy delicada, en manos de un buen especialista los resultados deberían ser excelentes.

dermoides corneales todogolden.jpg


DISTROFIAS CORNEALES: son enfermedades que encontramos con cierta frecuencia en estas razas, mejor documentadas en Golden que en Labradores, y que por definición son hereditarias. Consiste en el depósito de cristales de lípidos o colesterol a nivel del estroma corneal, dando lugar a una serie de manchas redondeadas u ovales de aspecto muy característico. Suelen manifestarse en la etapa juvenil, generalmente antes de los dos años, y aunque su carácter es progresivo no producen alteraciones visuales ni molestias por lo que no requieren tratamiento. Aunque asumo que es un problema leve, no recomiendo el uso de estos animales como reproductores debido a su alto grado de presunción hereditaria.


distrofias corneales todogolden.png


MEMBRANAS PUPILARES PERSISTENTES (MPP): Se trata de un problema congénito en el cual la red vascular embrionaria en lugar de atrofiarse como ocurriría en cualquier animal al nacer, persiste. Esto se traduce en la existencia de uno o varios filamentos que partiendo un extremo del iris el otro puede contactar con el cristalino, endotelio corneal o bien quedar libre en la cámara anterior. Existen pues varios grados de enfermedad y aunque por lo general no pasa de ser una “enfermedad anecdótica” que no requiere tratamiento, sería prudente el no utilizar como reproductores los animales afectados.


mpp todogolden.jpg


QUISTES IRIDALES: Solo por el hecho de que en estas razas se da con un frecuencia relativamente superior a otras razas me hace más que sospechar que tiene una base genética y por tanto de alguna u otra forma heredable. Es muy característica y fácil de diagnosticar, En la inmensa mayoría de los casos es otra “enfermedad anecdótica” en la que podemos ver una o varias vesículas muy oscuras, a modo de globos flotando libremente en el interior del ojo de nuestra mascota.
Aunque recientemente en el Golden se han vinculado en algunos casos a uveítis pigmentaria.


quistes iridales todogolden.jpg


UVEITIS PIGMENTARIA: es una enfermedad que ha sido descrita recientemente y de la que todavía no sabemos mucho. Es característica del Golden y probablemente no se de en ninguna otra raza. Muchos de los perros afectados acaban desarrollando glaucoma y ceguera. Mi recomendación es la de no cruzar animales afectados hasta tener un mayor conocimiento de la misma.


 


Muchas gracias a Ramón por su tiempo y dedicación!

Categoría: 

Instrucciones usuarios no registrados

Si aún no te has registrado no tendrás acceso a muchas de las áreas de esta web, como ver documentos o participar en los foros. 
Regístrate y podrás participar en nuestra web. Al registrarte recibirás en tu mail un enlace para activar tu registro.

Additional uncaught exception thrown while handling exception.

Original

PDOException: SQLSTATE[42000]: Syntax error or access violation: 1142 UPDATE command denied to user 'todogoldbig'@'10.0.62.181' for table 'node_counter': UPDATE {node_counter} SET daycount=daycount + 1, totalcount=totalcount + 1, timestamp=:db_update_placeholder_0 WHERE ( (nid = :db_condition_placeholder_0) ); Array ( [:db_update_placeholder_0] => 1495654922 [:db_condition_placeholder_0] => 14081 ) in statistics_exit() (line 73 of /home/todogold/www/modules/statistics/statistics.module).

Additional

PDOException: SQLSTATE[42000]: Syntax error or access violation: 1142 INSERT command denied to user 'todogoldbig'@'10.0.62.181' for table 'watchdog': INSERT INTO {watchdog} (uid, type, message, variables, severity, link, location, referer, hostname, timestamp) VALUES (:db_insert_placeholder_0, :db_insert_placeholder_1, :db_insert_placeholder_2, :db_insert_placeholder_3, :db_insert_placeholder_4, :db_insert_placeholder_5, :db_insert_placeholder_6, :db_insert_placeholder_7, :db_insert_placeholder_8, :db_insert_placeholder_9); Array ( [:db_insert_placeholder_0] => 0 [:db_insert_placeholder_1] => php [:db_insert_placeholder_2] => %type: !message in %function (line %line of %file). [:db_insert_placeholder_3] => a:6:{s:5:"%type";s:12:"PDOException";s:8:"!message";s:432:"SQLSTATE[42000]: Syntax error or access violation: 1142 UPDATE command denied to user 'todogoldbig'@'10.0.62.181' for table 'node_counter': UPDATE {node_counter} SET daycount=daycount + 1, totalcount=totalcount + 1, timestamp=:db_update_placeholder_0 WHERE ( (nid = :db_condition_placeholder_0) ); Array ( [:db_update_placeholder_0] => 1495654922 [:db_condition_placeholder_0] => 14081 ) ";s:9:"%function";s:17:"statistics_exit()";s:5:"%file";s:55:"/home/todogold/www/modules/statistics/statistics.module";s:5:"%line";i:73;s:14:"severity_level";i:3;} [:db_insert_placeholder_4] => 3 [:db_insert_placeholder_5] => [:db_insert_placeholder_6] => http://www.todogolden.com/content/enfermedades-oculares [:db_insert_placeholder_7] => [:db_insert_placeholder_8] => 54.166.242.76 [:db_insert_placeholder_9] => 1495654924 ) in dblog_watchdog() (line 154 of /home/todogold/www/modules/dblog/dblog.module).