Tema del foro

1 post / 0 new
karjer
El negocio ilegal de perros y gatos supone ya el 80% de las ventas

LA COMPRAVENTA DE MASCOTAS

El negocio ilegal de perros y gatos supone ya el 80% de las ventas

Tiendas especializadas y criadores de pedigrí piden la
intervención de la Administración y la Guardia Civil. Con diez perros de
raza se puede ganar 50.000 euros en 'negro' al año, y con dos gatas,
7.200

17/01/2011 M. NAVARCORENA

http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/noticia.asp?pkid=639809

El negocio ilegal de los perros y gatos con pedigrí como animales de
compañía copa en Aragón hasta el 80% del mercado de compraventa de
mascotas, tal y como denuncian los profesionales del sector y las
asociaciones de defensa animal. Esta falta de control, tanto sanitaria
como higiénica y, por supuesto, económica, deja entrever cierto
batiburrillo tras el boom que ha experimentado la demanda de
estos animales domésticos. El precio que se pide por un Yorkshire ronda
los 500 euros, y quien tenga, por ejemplo, diez animales puede llegar a
ganar en negro los 50.000 euros al año. Mientras que con dos gatas persas y un gato se pueden sacar hasta 7.200 euros.

El director general de Alimentación del Gobierno de Aragón,
Ramón Iglesias, afirma no haber recibido denuncia alguna al respecto.
Los responsables de los establecimientos de venta y criaderos
consultados contestan que su labor "no es la de denunciar ni la de
investigar, sino la de vender. Por lo que son las distintas
administraciones públicas competentes y la Guardia Civil las que tienen
que actuar". Aunque otros, como el centro canino Sa Roca, en Peñaflor,
afirma haber enviado sendas cartas informativas al Ayuntamiento de
Zaragoza y al Ejecutivo aragonés.

LOS ANUNCIOS Anuncios publicados en prensa y, sobre todo, a
través de internet y las redes sociales dejan en evidencia este tipo de
negocio. No obstante, estas ofertas conviven con otras de algunos
particulares que han obtenido camadas accidentalmente y quieren
desprenderse de los recién nacidos, así como con las de las protectoras
que los dan en adopción pero sin ánimo de lucro.

Sin factura ni documentación alguna, determinadas razas caninas
que en un comercio oficial se venden a un precio que va de los 500 a los
700 euros, en estas transacciones ilegales se pueden comprar a partir
de 250 y 300 euros. Y otro tanto pasa con los gatos. Pero los expertos
avisan: te pueden dar gato por liebre.

Quienes especulan con estos seres vivos no ofrecen prácticamente
ninguna garantía. "Nosotros estamos a favor de los controles, análisis y
autorizaciones que nos impone la Administración. Pero que sean para
todos, porque a la gente no solo se le estafa con perros que son
cruzados y no de raza, sino que hay que mirar por el animal, por cómo se
le trata y por su seguridad y estado sanitario. Mientras que en estos
momentos, muchas veces solo se mira que sea barato", contestan los
criadores y vendedores legales.

La Ley aragonesa de Protección Animal y su desarrollo mediante
varios decretos establece toda una serie de exigencias para los lugares
que se tienen que dar de alta como núcleos zoológicos. Y es que bajo esa
denominación se incluyen, entre otros, los centros y tiendas de cría,
importación o venta de animales, ya sea directamente al público o a
otros establecimientos; las residencias, guarderías y centros de
recogida de animales y perreras; los centros de adiestramiento, y las
clínicas y centros veterinarios e instalaciones de similares
características.

A estos lugares se les controla periódicamente tanto desde el
Gobierno de Aragón como por parte del Seprona de la Guardia Civil. Entre
otras actuaciones, se les solicita la documentación certificada de la
procedencia de cada animal; el registro que tienen la obligación de
realizar de entradas y salidas; el carnet de manipulador de animales;
las cartillas de control sanitario, ya que deben disponer de un
veterinario responsable de la elaboración del programa de profilaxis
sanitaria, de la asistencia clínica y de la vigilancia epidemiológica; e
incluso se les pide el justificante del tratamiento de desinfección de
las instalaciones.

Además, cada especie cuenta con una serie de exigencias
específicas, como la instalación de microchips para perros y gatos. Si
se trata de especies de fauna silvestre autóctona de otros países
comunitarios se exigen determinados permisos. Y a las que no son
autóctonas se les añade los de importación y control fronterizo. Caso
aparte son las especies exóticas, sobre las que en Aragón está prohibida
su abandono o suelta.

Una campaña de inspección de Consumo reveló incumplimientos

http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/noticia.asp?pkid=639807

La legislación actual concibe el comercio de animales como el de
cualquier otro producto de mercado. De ahí que desde la Dirección
General de Consumo del Gobierno aragonés se organizase por primera vez
una campaña de inspección de establecimientos dedicados a la venta de
animales durante los meses de julio y septiembre del 2009. Y la
conclusión fue que se trata de un sector "con un nivel de incumplimiento
mayor que en el de otros sectores tradicionales". En concreto, y en los
comercios inspeccionados, no todos entregaban la factura (el 85% de los
casos) ni la documentación informando de aspectos generales (se cumplía
en el 65%). Mientras que el cien por cien cumplía con la normativa
vigente en cuanto a la venta de animales exóticos, peligrosos u otros
que requisieran una documentación especial. En lo que respecta a la
información de precios, el 72% de los establecimientos lo hacía. Y sobre
las hojas de reclamaciones, el grado de cumplimiento se situó en un
50%, cifra relativamente baja con respecto a la media. Quienes compren
animales deben tener en cuenta que están amparados por una serie de
derechos como consumidores. De ahí que en caso de no obtener la factura o
documentación pertinente --bien sea de tipo sanitaria o cualquier otro
certificado--, pueden reclamar a través de las asociaciones de
consumidores, oficinas municipales, etc.


NORMATIVA SOBRE INSTALACIONES

Aragón permite la exhibición de animales en escaparates

Comunidades como Cataluña lo prohíbe para evitar el consumismo.
Este año finaliza el plazo para adaptarse a las exigencias nuevas sobre
jaulashttp://www.elperiodicodearagon.com/noticias/noticia.asp?pkid=639806

En escaparates y sin la obligación de tener que liberarlos de los
recintos cerrados en los que se encuentran. Así es como está permitido
vender en los comercios de Aragón a los animales de compañía. Mientras
que en otras comunidades, como Cataluña, por ejemplo, está
explícitamente prohibida dicha exhibición. Según las protectoras, esta
técnica comercial invita al consumismo y tiene efectos perversos sobre
los animales. Afirmaciones que niegan los comerciantes.

Las condiciones que tienen que cumplir estas instalaciones se
detallan en el Decreto 181 del año 2009 sobre núcleos zoológicos en
Aragón. El plazo para adaptarse a las nuevas directrices, tanto
higiénicas como sanitarias o de confort, termina a finales de año. De
hecho, esta nueva normativa es "de las más completas del país", asegura
Ramón Iglesias, director general de Alimentación. Entre las condiciones
que a partir de ahora deberán reunir estos espacios aparecen exigencias
sobre ventilación, temperatura, iluminación, limpieza y desinfección.

LAS DIMENSIONES También se detallan las dimensiones de las
jaulas para perros y gatos, que dependerán del peso de cada ejemplar.
"Las medidas son suficientes para los animales. Nosotros, por ejemplo,
rebajamos el precio de los perros si empiezan a crecer. Además, sacamos a
los animales todos los días para desinfectar y limpiar la jaula. Y
cuando el centro cierra, aprovechamos para soltar a los perros. Los dos
establecimientos que tenemos se localizan en centros comerciales, por lo
que no son escaparates como tales. Y a los animales no les afecta
directamente el calor o el frío de la calle", responde Juan Orta,
responsable de las tiendas Malawui de Grancasa y Alcampo.

"Los comercios serios y profesionales sí que tratan bien al
animal. Tienen bien acondicionadas las jaulas y sacan a los perros",
añade Javier Hernández, del centro canino de Peñaflor.

Sin embargo, Isabel, de la asociación La Alborada advierte: "La
inmensa mayoría incumple los requisitos marcados por la ley. Pero de
momento tenemos que esperar a que concluya el plazo de adaptación para
poder actuar". También lamenta que la ley aragonesa sea excesivamente
generalista, por lo que "dependerá de la ética de cada uno cómo trata al
animal en su negocio".

"Los gatos son unos animales a los que afecta mucho que la gente
continuamente toquitee el cristal del escaparate. Por eso, yo propongo
que instalen televisiones y quien realmente quiera una mascota, que
entre", pide Elisenda, de felina Cal Mixet.


Instrucciones usuarios no registrados

Si aún no te has registrado no tendrás acceso a muchas de las áreas de esta web, como ver documentos o participar en los foros. 
Regístrate y podrás participar en nuestra web. Al registrarte recibirás en tu mail un enlace para activar tu registro.